¿Quiere preguntar en nuestro foro de salud a un profesional sanitario para qué sirve, cómo se toma o los efectos secundarios de
HEPARINA SODICA CHIESI 5000 UI/ml 1 vial de 5 ml?



HEPARINA SODICA CHIESI 5000 UI/ml 1 vial de 5 ml

Prospecto

CORREO ELECTRÓNICO
Sugerencias_ft@aemps.es
C/ CAMPEZO, 1 ­ EDIFICIO 8
28022 MADRID
PROSPECTO: INFORMACIÓN PARA EL USUARIO
HEPARINA SÓDICA CHIESI 5.000 UI/ml
Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a usar el medicamento.
- Conserve este prospecto ya que puede tener que volver a leerlo.
- Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
- Este medicamento se le ha recetado a usted y no debe dárselo a otras personas, aunque tengan los
mismos síntomas, ya que puede perjudicarles.
- Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto
adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.
Contenido del prospecto:
1. Qué es Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml y para qué se utiliza
2. Antes de usar Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml
3. Cómo usar Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml
4. Posibles efectos adversos
5. Conservación de Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml
6. Información adicional
1. QUÉ ES HEPARINA SÓDICA CHIESI 5.000 UI/ml Y PARA QUÉ SE UTILIZA
Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml es una solución inyectable que contiene heparina sódica como
principio activo. La heparina pertenece a un grupo de medicamentos llamados antitrombóticos, y posee
acción anticoagulante.
Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml está indicada en:
- Prevención y tratamiento de la enfermedad tromboembólica venosa (enfermedad en la que se forman
tapones o trombos en las venas que pueden obstruir el paso de la sangre): trombosis venosa profunda y
tromboembolismo pulmonar.
- Tratamiento de alguna enfermedad relacionada con arterias y venas del corazón: angina inestable (tipo
de dolor torácico agudo que ocurre cuando el corazón no obtiene suficiente oxígeno y puede ser un
signo de advertencia de un ataque cardíaco) e infarto de miocardio.
- Tratamiento del tromboembolismo arterial periférico.
- Tratamiento de la trombosis en la coagulación intravascular diseminada (trastorno grave de la
coagulación sanguínea).
- Prevención de la formación de coágulos en pacientes sometidos a una intervención quirúrgica del
corazón o a hemodiálisis.
2. ANTES DE USAR HEPARINA SÓDICA CHIESI 5.000 UI/ml
No use Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml:
- si es alérgico (hipersensible) a la heparina o a cualquiera de los demás componentes de Heparina sódica
Chiesi 5.000 UI/ml;
- si padece hemorragia activa o enfermedades que conllevan un riesgo de hemorragia (excepto
coagulación intravascular diseminada);
MINISTERIO DE SANIDAD,
POLÍTICA SOCIAL
E IGUALDAD
Agencia española de
medicamentos y
productos sanitarios
- si tiene lesiones internas susceptibles de sangrar, como úlcera péptica activa, aneurismas
(ensanchamiento o abombamiento anormales de una porción de una arteria), accidente cerebrovascular
(interrupción del suministro de sangre al cerebro), etc.;
- en ciertos casos de déficit de plaquetas en la sangre (trombocitopenia);
- si ha pasado recientemente por una intervención quirúrgica en el sistema nervioso central, ojos u oídos;
- si padece endocarditis bacteriana aguda (infección en el corazón debido a la acción bacteriana);
- en pacientes que reciban heparina con fines de tratamiento y no de prevención, está contraindicada la
utilización de anestesia regional en las intervenciones quirúrgicas programadas.
Tenga especial cuidado con Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml:
Este medicamento no debe administrarse por vía intramuscular.
Es muy importante que informe a su médico de todas las enfermedades que ha padecido o está
padeciendo, con el fin de evitar el riesgo de hemorragia, y especialmente:
- si padece una enfermedad de hígado o de riñón, hipertensión arterial, antecedentes de úlcera
gastroduodenal, enfermedad vascular en el ojo, o si posee niveles elevados de potasio en la sangre o
niveles bajos de plaquetas en sangre.
- si padece diabetes o acidosis metabólica (trastorno del equilibrio ácido-base en el cuerpo).
Si la terapia es prolongada le realizarán análisis periódicos de la sangre para determinar los niveles de
plaquetas.
En caso de que ser sometido a anestesia epidural o espinal o a una punción lumbar, el médico le realizará
una valoración individual cuidadosa de la relación beneficio/riesgo.
Toma de otros medicamentos
Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos,
incluso los adquiridos sin receta.
En especial, informe a su médico si está tomando:
- Anticoagulantes orales (medicamentos para hacer la sangre menos espesa), agentes que afecten la
función plaquetaria, como ácido acetilsalicílico o dipiridamol, fibrinolíticos (medicamentos que
disuelven una proteína relacionada con la coagulación sanguínea), antiinflamatorios no esteroideos,
altas dosis de penicilina y algunas cefalosporinas (un tipo de antibióticos) (cefamandol, cefoperazona),
algunos medios de contraste (medicamentos que se usan para pruebas de diagnóstico), asparaginasa
(enzima que se utiliza para tratar algún tipo de cáncer de la sangre), epoprosterenol (medicamento que
se utiliza en caso de hipertensión pulmonar primaria), corticoides y dextrano (sustituto del plasma), ya
que estos fármacos aumentan el efecto de la heparina con el consiguiente incremento del riesgo de
sangrado.
- Alprostadilo (medicamento con acción dilatadora sobre los vasos sanguíneos), ya que éste puede
potenciar el efecto anticoagulante de la heparina e incrementar el riesgo de hemorragia, además de
alterar los resultados de las pruebas analíticas que se le realicen.
- Antidiabéticos orales, benzodiazepinas (medicamentos usados para el tratamiento de la ansiedad,
insomnio) (clordiazepóxido, diazepam, oxazepam), o propranolol (medicamento beta bloqueante usado
principalmente en el tratamiento de la hipertensión), ya que su efecto puede verse aumentado en
presencia de la heparina.
MINISTERIO DE SANIDAD,
POLÍTICA SOCIAL
E IGUALDAD
Agencia española de
medicamentos y
productos sanitarios
- Fármacos que incrementan la concentración de potasio en la sangre.
- Epoetina (medicamento para tratar la anemia severa) o nitroglicerina (relajante de los vasos sanguíneos)
administrada mediante perfusión intravenosa, ya que pueden disminuir el efecto de la heparina y puede
ser necesario ajustar su dosis.
Uso en niños
Este medicamento no debe usarse en niños.
Embarazo y lactancia
Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.
Antes de usar este medicamento informe a su médico o farmacéutico si está embarazada, cree que pudiera
estarlo o si está en periodo de lactancia. Él le dará las indicaciones adecuadas.
Conducción y uso de máquinas
No se han observado efectos de la heparina sobre la capacidad de conducción o utilización de maquinaria.
Información importante sobre algunos de los componentes de Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml
Este medicamento no se debe administrar a niños prematuros ni recién nacidos porque contiene 50 mg
por ampolla de alcohol bencílico.
Puede provocar reacciones tóxicas y reacciones alérgicas en niños menores de 3 años de edad.
3. CÓMO USAR HEPARINA SÓDICA CHIESI 5.000 UI/ml
Siga exactamente las instrucciones de administración de Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml indicadas
por su médico.
Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml se administra por vía intravenosa o subcutánea, en un centro
sanitario por personal cualificado.
Por las características especiales del producto y de su pauta posológica, Vd. debe seguir estrictamente las
indicaciones que le haya dado su médico, quien le calculará la dosis apropiada a su caso.
Durante el tratamiento con la heparina, le realizarán análisis periódicos de la sangre con objeto de
verificar la adecuación de la medicación.
Su médico le indicará la duración de su tratamiento con Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml. No
suspenda el tratamiento antes, ya que puede ser que no haya completado el proceso de tratamiento de su
dolencia.
Si usa más Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml de la que debiera
La sobredosis de este medicamento puede producir hemorragia. Las hemorragias menores rara vez
requieren tratamiento específico y basta con reducir o espaciar la dosis posterior. Si la sobredosis es grave
debe acudir a un centro hospitalario donde se tomarán las medidas adecuadas para neutralizar el efecto
del producto.
MINISTERIO DE SANIDAD,
POLÍTICA SOCIAL
E IGUALDAD
Agencia española de
medicamentos y
productos sanitarios
Si usted ha tomado/utilizado más Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml de lo que debe, consulte
inmediatamente a su médico o farmacéutico o al Servicio de Información Toxicológica, teléfono 91 562
04 20.
Si olvidó usar Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml
No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.
Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este producto, pregunte a su médico o farmacéutico.
4. POSIBLES EFECTOS ADVERSOS
Al igual que todos los medicamentos, Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml puede producir efectos
adversos, aunque no todas las personas los sufran.
Los posibles efectos adversos se enumeran a continuación en función de su frecuencia.
Frecuentes (al menos 1 de cada 10 pacientes):
Trastornos de la sangre: hemorragias (en piel, mucosas, heridas, tracto intestinal, urogenital...), las cuales
dependen de la dosis administrada. Asimismo, puede producirse un aumento de los niveles de ciertos
parámetros sanguíneos (gamma-GT y transaminasas: AST, ALT).
Poco frecuentes (al menos 1 de cada 100 pacientes):
Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración: reacciones de hipersensibilidad
(urticaria, picor) o irritación local. Se han comunicado casos de osteoporosis y caída del cabello después
de tratamientos prolongados.
Trastornos de la sangre: aumento excesivo del potasio en sangre, especialmente en pacientes con diabetes,
enfermedad del riñón crónica, acidosis metabólica preexistente, en pacientes tratados con fármacos
ahorradores de potasio o bien que posean niveles elevados de potasio en sangre.
Raros (al menos 1 de cada 1.000 pacientes):
Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración: reacciones alérgicas generales graves
(con náuseas, vómitos, fiebre, dificultad para respirar, hinchazón en la garganta, disminución de la tensión
arterial), así como alteraciones importantes de la piel en el lugar de la inyección si se administra de forma
subcutánea.
Trastornos del aparato reproductor: erección persistente del pene.
Trastornos de la sangre: reducción del número de plaquetas de la sangre.
Muy raros (al menos 1 de cada 10.000 pacientes):
Procedimientos médicos y quirúrgicos: si la heparina se utiliza como prevención en anestesia epidural o
espinal o en una punción lumbar, se han comunicado casos de hematomas espinales y epidurales, que
pueden provocar diferentes grados de déficit neurológico, incluyendo parálisis prolongada o permanente.
Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso
no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.
5. CONSERVACIÓN DE HEPARINA SÓDICA CHIESI 5.000 UI/ml
Mantener Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml fuera del alcance y de la vista de los niños.
No requiere condiciones especiales de conservación.
MINISTERIO DE SANIDAD,
POLÍTICA SOCIAL
E IGUALDAD
Agencia española de
medicamentos y
productos sanitarios
No utilice Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml después de la fecha de caducidad que aparece en el
estuche después de CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.
Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Pregunte a su farmacéutico como
deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma ayudará a proteger el
medio ambiente.
Otras Presentaciones
Heparina sódica Chiesi 1.000 UI/ml: envase con un vial de 5 ml de solución inyectable.
6. INFORMACIÓN ADICIONAL
- El principio activo es heparina sódica.
- Los demás componentes son: alcohol bencílico y agua para preparaciones inyectables.
Aspecto del producto y contenido del envase
El medicamento se presenta en un vial de vidrio blanco incoloro cerrado con tapón de goma y cápsula
de aluminio. En su interior se encuentran 5 ml de solución transparente.
Cada ml de la solución inyectable contiene 5.000 UI de heparina sódica.
Cada ampolla contiene 50 mg de alcohol bencílico.
Titular de la autorización de comercialización
CHIESI ESPAÑA, S.A.
Plaça d´Europe, 41-43 Planta 10
(L´Hospitalet de Llobregat) - 08908 ­ España
Responsable de la fabricación
B. BRAUN MEDICAL, S.A.
Pol. Industrial Los Olivares
23009 Jaén (España)
Este prospecto ha sido aprobado en Junio de 2009.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Esta información está destinada únicamente a médicos o profesionales del sector sanitario
Forma de empleo
Vía subcutánea profunda: administrar preferentemente en la cresta ilíaca o en el panículo adiposo de la
región abdominal subdiafragmática, sujetando la zona de aplicación con los dedos para formar un pliegue
que la separe de otros tejidos más profundos y presionando tras la inyección 2 minutos el lugar de
aplicación. Se aconseja rotar la zona para evitar la formación de edemas.
PR02_02a

Ficha técnica

CORREO ELECTRÓNICO
Sugerencias_ft@aemps.es
C/ CAMPEZO, 1 ­ EDIFICIO 8
28022 MADRID
FICHA TÉCNICA
1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO
HEPARINA SÓDICA CHIESI 1.000 UI/ml
HEPARINA SÓDICA CHIESI 5.000 UI/ml
2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA
Heparina sódica Chiesi 1.000 UI/ml:
vial conteniendo 5 ml. Cada ml contiene 1.000 UI de heparina sódica.
Excipientes: cada vial conteniendo 5 ml contiene 50 mg de alcohol bencílico.
Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml:
vial conteniendo 5 ml. Cada ml contiene 5.000 UI de heparina sódica.
Excipientes: cada vial conteniendo 5 ml contiene 50 mg de alcohol bencílico.
Excipientes: ver sección 6.1
3. FORMA FARMACÉUTICA
Solución inyectable.
4. DATOS CLÍNICOS
4.1. Indicaciones terapéuticas
- Tratamiento y profilaxis de la enfermedad tromboembólica venosa: trombosis venosa profunda y
tromboembolismo pulmonar.
- Tratamiento de la enfermedad coronaria: angina inestable e infarto de miocardio.
- Tratamiento del tromboembolismo arterial periférico.
- Tratamiento de la trombosis en la coagulación intravascular diseminada (CID).
- Prevención de la trombosis en el circuito de circulación extracorpórea durante la cirugía cardiaca y
hemodiálisis.
4.2. Posología y forma de administración
Administrar la heparina sódica mediante inyección intravenosa o inyección subcutánea profunda.
Las dosis de heparina sódica deben individualizarse para cada paciente en función de los resultados de los
tests de coagulación.
Cuando la heparina se administra en infusión intravenosa continua, en los estadíos iniciales del
tratamiento el tiempo de coagulación debe determinarse aproximadamente cada 4 horas.
Cuando el fármaco se administra mediante inyección intravenosa intermitente, los tests de coagulación
deben llevarse a cabo antes de cada inyección durante los estadíos iniciales del tratamiento y en intervalos
adecuados a continuación.
MINISTERIO DE SANIDAD,
POLÍTICA SOCIAL
E IGUALDAD
Agencia española de
medicamentos y
productos sanitarios
Tras inyecciones subcutáneas profundas, es recomendable que los ensayos para la adecuación de la dosis
se realicen de 4 a 6 horas después de las inyecciones.
La dosis se considera adecuada cuando el tiempo de tromboplastina parcial activado (TTPA) es de 1,5 a 2
veces el tiempo control o cuando el tiempo de coagulación de la sangre aumente unas 2,5 a 3 veces el
valor control.
Se recomiendan realizar los ensayos de recuento plaquetario, hematocrito y sangre oculta en heces
durante toda la terapia de heparina, independientemente de la vía de administración.
Profilaxis de la enfermedad tromboembólica:
En general, se recomienda administrar una dosis de 5.000 UI de heparina mediante inyección subcutánea
profunda entre 1 y 2 horas antes de la operación quirúrgica, y 5.000 UI cada 8-12 horas después de la
misma, durante 7 días o hasta la deambulación del paciente.
En pacientes con riesgo muy elevado de sufrir trombosis, se recomienda administrar una dosis de
aproximadamente 3.500 UI de heparina mediante inyección subcutánea profunda cada 8 horas, ajustada a
± 500 UI subcutáneas por dosis, para mantener el TTPA a unos niveles elevados dentro de los valores
normales.
Tratamiento de la enfermedad tromboembólica:
El tratamiento con heparina debe iniciarse lo antes posible y se podrá discontinuar al día 5 ó 6 si el
cociente normalizado internacional (INR) está en el rango terapéutico durante 2 días consecutivos (INR
2,0).
Se recomienda administrar una inyección en bolo intravenoso de 80 UI/Kg de peso corporal seguido de la
infusión intravenosa de 18 UI/Kg/hora, comprobando el TTPA a las 6 horas.
Para el tratamiento subcutáneo, se recomienda administrar 250 UI/Kg de peso corporal cada 12 horas
hasta obtener un TTPA dentro del rango terapéutico a las 6-8 horas.
Tratamiento de la angina inestable:
Administrar una inyección en bolo intravenoso de 75 UI/Kg de peso corporal seguido de la infusión
intravenosa de 1.250 UI/hora, controlando el TTPA. La administración debe continuar durante más de 48
horas o hasta que desaparezca el dolor.
Se recomienda el tratamiento concomitante con dosis bajas de ácido acetilsalicílico.
Tratamiento del infarto de miocardio:
a) Pacientes que hayan recibido terapia antitrombótica:
administrar una inyección en bolo intravenoso de aproximadamente 60 UI/Kg de peso corporal (máximo
4.000 UI) seguido de 12 UI/Kg/hora (máximo 1.000 UI), controlando el tiempo de coagulación del
plasma. En caso de que exista alto riesgo de embolismo sistémico o tromboembolismo venoso, después
de 48 horas administrar subcutáneamente una dosis de unas 17.500 UI cada 12 horas, controlando el
tiempo de coagulación del plasma.
b) Pacientes que no hayan recibido terapia antitrombótica y tengan alto riesgo de tromboembolismo
sistémico, tromboembolismo venoso o embolismo pulmonar:
MINISTERIO DE SANIDAD,
POLÍTICA SOCIAL
E IGUALDAD
Agencia española de
medicamentos y
productos sanitarios
administrar una inyección en bolo intravenoso de aproximadamente 75 UI/Kg de peso corporal seguido
de la infusión intravenosa de 1.000 a 1.200 IU/hora, controlando el TTPA.
Tratamiento del tromboembolismo arterial periférico:
Se recomienda administrar una inyección en bolo intravenoso de 100 a 150 UI/Kg de peso corporal antes
de aplicar las pinzas vasculares, seguido de la infusión intravenosa de 50 UI/Kg cada 45 - 50 minutos
hasta que se restablezca el flujo circulatorio. Al final del procedimiento, se recomienda administrar
sulfato de protamina para minimizar posibles complicaciones hemorrágicas.
Tratamiento de la trombosis en la coagulación intravascular diseminada (CID):
Se recomienda la administración mediante infusión continua intravenosa durante 4 horas de 50 a 100
UI/Kg de peso corporal (en adultos) o de 25 a 50 UI/Kg (en niños), o mediante inyección única cada 4
horas. Si no se consiguiera mejoría evidente en un plazo de 4 a 8 horas, la heparina debería
discontinuarse.
Prevención de trombosis en el circuito de circulación extracorpórea durante la cirugía cardiaca:
Se recomienda administrar una dosis de heparina ajustada en bolo de 60 a 100 UI/Kg de peso corporal
hasta alcanzar un tiempo de coagulación activada (TCA) de 250 a 300 s (si el TCA se determina por el
método HemoTec) o de 300 a 350 s (si el TCA se determina por el método Hemochron).
En caso de emplearse concomitantemente inhibidores del receptor GPIIb/IIIa, se recomienda disminuir el
bolo de heparina a 50 - 70 UI/Kg hasta alcanzar un TCA > 200 s (determinado por cualquiera de los dos
métodos).
Prevención de trombosis durante la hemodiálisis:
En hemodiálisis la dosis varía ampliamente de paciente a paciente. Normalmente se requiere una dosis
inicial de 1.000 a 1.500 UI y una dosis de mantenimiento de 1.000 a 2.000 UI/hora.
Instrucciones para la correcta administración de la especialidad:
Vía subcutánea profunda: administrar preferentemente en la cresta ilíaca o en el panículo adiposo de la
región abdominal subdiafragmática, sujetando la zona de aplicación con los dedos para formar un pliegue
que la separe de otros tejidos más profundos y presionando tras la inyección 2 minutos el lugar de
aplicación. Se aconseja rotar la zona para evitar la formación de edemas.
4.3. Contraindicaciones
- Hipersensibilidad a la heparina o alguno de los componentes de la especialidad.
- Pacientes con hemorragia activa o con incremento del riesgo hemorrágico debido a alteraciones de la
hemostasia, excepto las debidas a coagulación intravascular diseminada (CID) no inducida por heparina.
- Antecedentes o sospecha de trombocitopenia inducida por heparina mediada inmunológicamente (ver
4.4: Advertencias y precauciones especiales de empleo).
- Endocarditis bacteriana aguda.
- Intervenciones quirúrgicas recientes en el sistema nervioso central, ojos u oídos.
MINISTERIO DE SANIDAD,
POLÍTICA SOCIAL
E IGUALDAD
Agencia española de
medicamentos y
productos sanitarios
- Lesiones orgánicas susceptibles de sangrar (ej.: úlcera péptica activa, aneurismas, accidente
cerebrovascular o neoplasias cerebrales)
- En pacientes que reciban heparina con fines de tratamiento y no de profilaxis, está contraindicada la
utilización de anestesia regional en las intervenciones quirúrgicas programadas.
4.4. Advertencias y precauciones especiales de empleo.
No debe administrarse heparina por vía intramuscular.
La heparina se administrará con precaución en pacientes que presenten alteración de la función hepática o
renal, hipertensión arterial no controlada, antecedentes de úlcera gastroduodenal, trombocitopenia,
nefrolitiasis y/o uretrolitiasis, enfermedad vascular de coroides y retina o en pacientes que reciban
heparina con fines de profilaxis y no de tratamiento sometidos a anestesia espinal o epidural y/o punción
lumbar.
La heparina puede suprimir la secreción adrenal de aldosterona, provocando hiperkalemia, especialmente
en pacientes que padezcan diabetes mellitus, alteración renal crónica, acidosis metabólica ya existente,
potasio plasmático elevado o que tomen fármacos ahorradores de potasio. El riesgo de hiperkalemia
parece incrementarse con la duración de la terapia, aunque normalmente es reversible. El potasio
plasmático debe ser controlado en pacientes de riesgo antes de comenzar la terapia con heparina, y
posteriormente, ser monitorizado regularmente, especialmente si el tratamiento se prolonga más de unos 7
días.
Se han comunicado casos de trombocitopenia leve (tipo I) al inicio del tratamiento con heparina con
recuento de plaquetas entre 100.000/mm3
y 150.000/mm3
debido a una activación plaquetaria temporal
(ver 4.8: Reacciones adversas). Por regla general no se producen complicaciones y el tratamiento puede
continuar.
En raras ocasiones se han observado casos de trombocitopenia grave mediada por anticuerpos (tipo II)
con recuentos de plaquetas claramente inferiores a 100.000/mm3
(ver 4.8: Reacciones adversas). Estos
efectos suelen aparecer entre el 5º y el 21º día de tratamiento, aunque pueden manifestarse mucho antes si
hay antecedentes de trombocitopenia inducida por heparina.
Por ello, deberán controlarse los niveles de plaquetas al inicio del tratamiento con heparina y
posteriormente se deberán realizar controles periódicos hasta finalizar el mismo. El tratamiento deberá
interrumpirse de forma inmediata, y se iniciará una terapia alternativa si se observa una reducción
significativa de las plaquetas (30-50%) asociada con resultados positivos o desconocidos del test in-vitro
de anticuerpos plaquetarios en presencia de heparina.
En pacientes sometidos a anestesia epidural o espinal o a punción lumbar, la administración de heparina
con fines profilácticos se ha asociado muy raramente a la aparición de hematomas epidurales o espinales,
con el resultado final de parálisis prolongada o permanente. Este riesgo se incrementa por el uso de
catéteres epidurales o espinales para anestesia, la administración concomitante de medicamentos con
efecto sobre la coagulación como antiinflamatorios no esteroídicos (AINES), antiagregantes plaquetarios
o anticoagulantes, y por las punciones traumáticas o repetidas.
A la hora de decidir el intervalo de tiempo que debe transcurrir entre la administración de heparina a dosis
profilácticas y la inserción o retirada de un catéter espinal o epidural, deben tenerse en cuenta las
características del paciente y del producto, debiendo de transcurrir al menos cuatro horas.
Una vez insertado o retirado el catéter, deberán transcurrir al menos cuatro horas hasta la administración
de una nueva dosis de heparina. La siguiente dosis deberá retrasarse hasta que la intervención quirúrgica
haya finalizado.
MINISTERIO DE SANIDAD,
POLÍTICA SOCIAL
E IGUALDAD
Agencia española de
medicamentos y
productos sanitarios
Si bajo criterio médico se decide administrar tratamiento anticoagulante durante un procedimiento
anestésico espinal o peridural, debe extremarse la vigilancia del paciente para detectar precozmente
cualquier signo o síntoma de déficit neurológico, como dolor lumbar, déficit sensorial y motor
(entumecimiento y debilidad de extremidades inferiores) y trastornos funcionales del intestino o vejiga. El
personal de enfermería deberá ser entrenado para detectar tales signos o síntomas. Asimismo, se advertirá
a los pacientes que informen inmediatamente al médico o personal de enfermería si experimentan
cualquiera de los síntomas antes descritos.
Si se sospecha la aparición de algún signo o síntoma sugestivo de hematoma espinal o epidural, deben
realizarse las pruebas diagnósticas con carácter de urgencia e instaurar el tratamiento adecuado,
incluyendo la descompresión medular.
Uso en niños
Este medicamento no se debe administrar a niños prematuros ni recién nacidos porque contiene alcohol
bencílico.
Puede provocar reacciones tóxicas y reacciones anafilactoides en niños menores de 3 años de edad.
Uso en ancianos
Se ha observado en pacientes ancianos (especialmente las mujeres) un incremento en el riesgo de
hemorragias durante el tratamiento con heparina, especialmente en ancianos con insuficiencia renal y/o
hepática.
4.5. Interacciones con otros medicamentos y otras formas de interacción
Se recomienda tener precaución cuando se administre este medicamento conjuntamente con
anticoagulantes orales o agentes que afecten la función plaquetaria como ácido acetilsalicílico o
dipiridamol, fibrinolíticos, antiinflamatorios no esteroideos, altas dosis de penicilina y algunas
cefalosporinas (cefamandol, cefoperazona), algunos medios de contraste, asparaginasa, epoprosterenol,
corticoides y dextrano, ya que estos fármacos potencian el efecto farmacológico de la heparina porque
interfieren con los mecanismos de la coagulación y/o la función plaquetar, con el consiguiente incremento
del riesgo de sangrado. Cuando sea imprescindible dicha asociación, deberá realizarse un cuidadoso
control analítico y clínico.
Asimismo, se actuará con precaución cuando se administre conjuntamente con alprostadilo, ya que éste
puede potenciar el efecto anticoagulante de la heparina e incrementar el riesgo de hemorragia, además de
aumentar el tiempo parcial de tromboplastina y del tiempo de protrombina de la heparina.
La heparina puede aumentar el efecto de antidiabéticos orales, benzodiazepinas (clordiazepóxido,
diazepam, oxazepam), o propranolol.
Los fármacos que incrementan la concentración de potasio sérico sólo se deberían tomar bajo supervisión
médica especial.
El efecto anticoagulante de la heparina puede disminuir en pacientes que reciban epoetina o tratados con
nitroglicerina mediante perfusión intravenosa y puede ser necesario ajustar la dosis de heparina.
4.6. Embarazo y lactancia
Embarazo
La seguridad del uso de heparina durante el embarazo no ha sido establecida.
MINISTERIO DE SANIDAD,
POLÍTICA SOCIAL
E IGUALDAD
Agencia española de
medicamentos y
productos sanitarios
La heparina no atraviesa la placenta, sin embargo, su uso durante el embarazo ha sido asociado con el 13-
22% de efectos secundarios, incluyendo muerte perinatal y prematuridad.
El mecanismo de los efectos adversos de la heparina es indirecto y no está determinado. Se han dado
casos aislados de osteoporosis materna.
Aunque la heparina es el anticoagulante de elección durante el embarazo, no está libre de riesgo, por lo
que se debe usar con precaución, especialmente durante el último trimestre y el periodo inmediato al
posparto, a causa de riesgo de hemorragia materna.
Lactancia
Este medicamento no se excreta con la leche materna debido a su alto peso molecular. Sin embargo, se
han descrito casos de desarrollo rápido de osteoporosis grave (de 2 a 4 semanas) y alteraciones
vertebrales en mujeres en periodo de lactancia tratadas con heparina.
4.7. Efectos sobre la capacidad de conducir vehículos y utilización de maquinaria
No existen evidencias que sugieran que la heparina pueda afectar a estas capacidades.
4.8. Reacciones adversas
Los posibles efectos adversos se enumeran a continuación en función de su frecuencia.
Frecuentes (al menos 1 de cada 10 pacientes):
Trastornos de la sangre: hemorragias (en piel, mucosas, heridas, tracto intestinal, urogenital,...), las
cuales son dosis dependientes y derivadas de la acción farmacológica del medicamento. Otra reacción
adversa frecuente es la elevación moderada y transitoria de los niveles de transaminasas (AST,ALT) y
gamma-GT.
Poco frecuentes (al menos 1 de cada 100 pacientes):
Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración: reacciones de hipersensibilidad
(urticaria, prurito), así como efectos irritantes locales. Se han comunicado casos de osteoporosis y
alopecia después de tratamientos prolongados.
Trastornos de la sangre: inhibición de la secreción adrenal de aldosterona dando lugar a hiperpotasemia
particularmente en pacientes con diabetes mellitus, insuficiencia renal crónica, acidosis metabólica
preexistente, y en pacientes tratados con fármacos ahorradores de potasio o bien con niveles plasmáticos
elevados de potasio. El riesgo de hiperpotasemia parece incrementar con la duración del tratamiento pero
es normalmente reversible.
Raros (al menos 1 de cada 1.000 pacientes):
Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración: reacciones anafilácticas (nauseas,
vómitos, fiebre, disnea, broncoespasmo, edema de glotis, hipotensión), así como necrosis cutánea en el
lugar de la inyección si se administra de forma subcutánea.
Trastornos del aparato reproductor: priapismo.
Trastornos de la sangre: trombocitopenia grave (tipo II).
Muy raros (al menos 1 de cada 10.000 pacientes):
MINISTERIO DE SANIDAD,
POLÍTICA SOCIAL
E IGUALDAD
Agencia española de
medicamentos y
productos sanitarios
Procedimientos médicos y quirúrgicos: se han comunicado casos de hematomas espinales y epidurales
asociados al uso profiláctico de heparina en el contexto de un procedimiento anestésico -epidural o
espinal- y de una punción lumbar. Estos hematomas han tenido como resultado final diferentes grados de
déficit neurológico, incluyendo parálisis prolongada o permanente (ver 4.4: Advertencias y precauciones
especiales de empleo).
4.9. Sobredosificación
La sobredosis de heparina puede originar episodios hemorrágicos.
En caso de efectos leves de sobredosis puede ser suficiente con la suspensión temporal del tratamiento.
Si la sobredosis es grave, es preciso la administración de protamina (1 mg de protamina neutraliza la
actividad de 100 UI de heparina). No obstante, la cantidad de sulfato de protamina varía en función del
tiempo transcurrido entre el momento de la inyección de heparina y el momento en que se desee
neutralizar el efecto y la dosis inyectada.
5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS
5.1. Propiedades farmacodinámicas
Grupo farmacoterapéutico: B01A2: Anticoagulantes inyectables.
Mecanismo de acción: La heparina actúa inhibiendo la coagulación de la sangre tanto in vitro como in
vivo a través de su acción sobre la antitrombina III, que se halla en el plasma e inhibe la actividad de los
factores de coagulación activados, incluyendo trombina (factor IIa) y factor activado X (factor Xa). La
heparina aumenta esta inhibición, pero de forma dependiente de la dosis. A dosis terapéuticas normales,
las dosis de heparina tienen un efecto inhibidor tanto de trombina como de factor Xa. Así se consigue un
bloqueo de la conversión de fibrinógeno a fibrina a través de la inhibición de la trombina, mientras que la
conversión de protrombina a trombina está bloqueada por la inhibición del factor Xa.
La heparina tiene también algún efecto sobre la función plaquetaria, inhibe la formación de coágulos
estables de fibrina y tiene efecto antilipémico.
5.2. Propiedades farmacocinéticas
La heparina no se absorbe en el tracto gastrointestinal.
Tras una inyección intravenosa o subcutánea, la heparina se une extensamente a proteínas plasmáticas.
No cruza la placenta y no se excreta a través de la leche materna.
La vida media de heparina depende de la dosis y de la vía de administración, y está sujeta a una gran
variabilidad inter e intraindividual (de 1 a 6 horas con una media de 1,5 horas). Este tiempo se puede
prolongar ligeramente en caso de alteración renal, disminuir en pacientes con embolismo pulmonar y
aumentar o disminuir en pacientes con alteraciones hepáticas.
Se excreta por la orina, principalmente como metabolitos, aunque tras la administración de dosis altas,
hasta un 50% puede excretarse inalterado.
5.3. Datos preclínicos sobre seguridad
No existen datos preclínicos de seguridad de relevancia.
MINISTERIO DE SANIDAD,
POLÍTICA SOCIAL
E IGUALDAD
Agencia española de
medicamentos y
productos sanitarios
6. DATOS FARMACÉUTICOS
6.1. Relación de excipientes
Heparina sódica Chiesi 1.000 UI/ml y 5.000 UI/ml: alcohol bencílico y agua para inyectables.
Cada vial contiene 50 mg de alcohol bencílico.
6.2. Incompatibilidades farmacéuticas
La heparina sódica no debe mezclarse con otras soluciones para inyección y/o perfusión.
6.3. Período de validez
5 años.
Una vez abierto el vial, administrar inmediatamente el producto.
6.4. Precauciones especiales de conservación
No requiere condiciones especiales de conservación.
6.5. Naturaleza y contenido del recipiente
Heparina sódica Chiesi 1.000 UI/ml: envase conteniendo 1 vial con 5 ml de solución.
Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml: envase conteniendo 1 vial con 5 ml de solución.
7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN
CHIESI ESPAÑA, S.A.
Plaça d´Europe, 41-43 Planta 10
(L´Hospitalet de Llobregat) - 08908 ­ España
8. NÚMERO DE REGISTRO DE LOS MEDICAMENTOS
Heparina sódica Chiesi 1.000 UI/ml: 56.465
Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml: 56.029
9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN Ó RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN
Heparina sódica Chiesi 1.000 UI/ml: noviembre 1999
Heparina sódica Chiesi 5.000 UI/ml: abril 2003
10. FECHA DE LA APROBACIÓN / REVISIÓN DEL TEXTO
Junio de 2009
FT02_02a

Fuente: Agencia Española del Medicamento

El presente sitio web pertenece a Jarca Internet S.L. con CIF B86246519 y domicilio en c/ Eugenio 6 1-A Madrid. Puede contactar en dicha dirección de correo o en el correo electrónico info arroba doctorality.es. En virtud de la ley orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal le informamos de que los datos personales facilitados en el formulario de registro y perfil de usuario son incluidos en un fichero automatizado propiedad y responsabilidad de Jarca Internet S.L. y registrado en la Agencia de Protección de Datos. Mediante el uso de esta web usted autoriza a Jarca Internet S.L. a utilizar esos datos en el funcionamiento del servicio y para su uso en comunicaciones comerciales bien de productos y servicios ofrecidos por Jarca Internet S.L. o por otras empresas asociadas. En cualquier momento puede ejercer los derechos de acceso, rectificación y cancelación de sus datos dirigiéndose bien por escrito o a través de correo electrónico a través de las direcciones indicadas anteriormente.

Jarca Internet S.L. todos los derechos reservados.